Image by Ben White

En qué Creemos

a-small-girl-and-grandmother-praying-at-

Acerca de Díos

Dios es el creador y regidor del Universo, ha existido eternamente en tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Estos tres son iguales de la misma naturaleza y substancia Divina y un solo Dios. Génesis 1:1, 26, 27;  Génesis 3:22;  Salmo 90:2;  Mateo 28:19;  I Pedro 1:2; II Corintios 13:14

Acerca de Jesucristo

Jesucristo Hijo único de Dios, concebido por obra del Espíritu Santo, nació de la virgen María; padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado; al tercer día resucito de entre los muertos; subió al cielo y está sentado a la derecha de Dios Padre todopoderoso; y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Él es Dios de Dios verdadero, engendrado del Padre desde la eternidad y también verdadero hombre. Mateo 1:22-23;  Isaías 9:6;    Juan 1:1-5; 14:10-30;  Hebreos 4:14-15; I Corintios 15:3-4;  Romanos 1:3-4;  Hechos 1:9-11;  1 Timoteo 6:14-15; Tito 2:13

jesus-christ-in-white-robe-reaching-out-
Image by Priscilla Du Preez

Acerca de la salvación

La Salvación es el regalo de Dios para toda la humanidad San Juan 3:16; Si bien el perdón se obtuvo para toda la humanidad y se ofrece mediante el Evangelio a todos los que oyen, sin embargo, lo reciben solamente aquellos que creen en el Evangelio y reciben con gozo el perdón. 2. Corintios. 5:19 Gen. 15:6; Esta salvación es ofrecida no por obra alguna hecha por nosotros sino única y exclusivamente por Jesucristo. Romanos 3: 23 – 25

summer-sky-ND99YRE.jpg

Acerca del Espíritu Santo

y la vida Cristiana

El Espíritu Santo tercera persona de la Santa Trinidad verdadero Dios con el Padre y El Hijo. Está presente en el mundo para hacer conscientes a los hombres de su necesidad de Cristo Jesús. Vive en cada cristiano desde el momento de la salvación.  Él llama mediante el Evangelio: Ilumina con sus dones, de modo que se conozca a Jesucristo como mi Salvador, confió, creo, me regocijo y me consuelo en el poder regenerador de Él.   II. Timoteo 1:9 Provee al cristiano: Entendimiento para vivir; Entendimiento de las verdades espirituales y  Dirección hacia lo que es correcto. Como cristianos, debemos vivir bajo su guía  diariamente. II Corintios 3:17;  Juan 16:7-13;  14:16,17;  Hechos 1:8;  I Corintios 2:12;  3:16;  Efesios 1:13;  Gálatas 5:25;  Efesios 5:18

Acerca de la muerte y la vida eterna

El cuerpo, que en la muerte fue separado del alma, será resucitado el día en que Jesucristo regrese y se unirá nuevamente al alma; Todos los hombres serán juzgados por Jesucristo; todos los creyentes en Jesucristo recibirán la vida eterna en el cielo, en cambio los no creyentes serán apartados de la presencia de Dios e irán a la condenación eterna.  Referencias: Juan 5:28, 29; Mateo 25:31-46. Porque Dios, nos da vida eterna a través de Cristo Jesús, el creyente está seguro en esa salvación por la eternidad. Hech.16:31;  Juan 10:29;  I Timoteo1:12;  Hebreos 7:25; 10:10-14;  I Pedro 1:3-5

la-importancia-de-la-resurreccion.jpg
Image by Mariah Solomon

Acerca de la iglesia

Existe una iglesia invisible, que es el conjunto de todos aquellos que reciben verdadera y sinceramente a Jesucristo como su Salvador; esa iglesia es una sola; Jesucristo es cabeza y Señor de la misma; todos sus miembros gozan de iguales derechos; tiene sus miembros dondequiera que se conozca, reciba y proclame activamente el evangelio de Cristo. Durará para siempre. También enseñamos que existe una iglesia cristiana visible, la cual se compone de todos aquellos que profesan la fe cristiana y se reúnen en torno a la Palabra de Dios. Triste, sin embargo, es que, a causa de la inherente inclinación del hombre hacia el mal, en esta iglesia visible siempre hay hipócritas, defensores de falsas doctrinas y de prácticas no cristianas. A pesar de eso, es deber de todo cristiano sincero buscar aquella parte de la iglesia visible que retiene la pura doctrina y la práctica correcta y unirse a ella. Referencias: Juan 18:36; Lucas 17:20, 21; Juan 8:31,32; 1 Corintios 12:13; Efesios 1:22,23; 2:19-22; Mateo 16:18; 13:47,48; 22:2-14; 15:9; 1 Corintios 11:18; Romanos 16:17; 2 Tesalonicenses 3:6,14; 2 Corintios 6:14-18.

Image by Ryan Loughlin

Acerca del bautismo

El Bautismo es un lavamiento regenerador, divinamente instituido. Este sacramento es llamado también “baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo” (Tt 3:5), porque significa y realiza ese nacimiento del agua y del Espíritu sin el cual "nadie puede entrar en el Reino de Dios" (Jn 3:5). Puesto que nacen con una naturaleza humana caída y manchada por el pecado original, los niños necesitan también el nuevo nacimiento en el Bautismo para ser librados del poder de las tinieblas y ser trasladados al dominio de la libertad de los hijos de Dios, a la que todos los hombres están llamados.  En todos los bautizados, niños o adultos, la fe debe crecer después del Bautismo. El bautismo se puede aplicar lavando, rociando con agua o sumergiendo en ella; Dios en su gracia, a todos los que reciben el bautismo les da el perdón de los pecados y la promesa de vida eterna. Mateo 28:19; Marcos 10:14; Hechos 16:15; Hechos 22:16; 2:38; Marcos 16:16; Colosenses 2:12.

Acerca de la cena

del Señor

En el sacramento de la Santa Cena, el cuerpo y la sangre de Jesucristo están verdaderamente presentes en y con el pan y el vino. Jesús dijo: “Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre, y el pan que yo les voy a dar es mi carne para que el mundo tenga vida. . . . Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida” (Jn 6:51-55). “El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí y yo en él” (Jn 6:56). “Como el Padre, que me ha enviado, posee la vida y yo vivo por él, así también el que me come vivirá por mí” (Jn 6:57). Cristo entero está verdaderamente presente, cuerpo, sangre y divinidad, bajo la apariencia de pan y vino. Los cristianos reciben el cuerpo y la sangre de Cristo para perdón de los pecados, fortalecimiento de su fe y crecimiento en la piedad; la Santa Cena debe darse solamente a aquellos que profesan la fe cristiana. La Santa Cena es la manifestación de la comunión con Dios y con los demás miembros de la iglesia. Mateo 26:26-28; 1 Corintios 10:16; 11: 23-29.

hands-with-chalice-and-communion-matzo-b
Image by Ben White

Acerca del arrepentimiento

El arrepentimiento es el reconocimiento del pecado y el sincero pesar por el mismo; el arrepentimiento es una condición sin la cual ningún hombre puede tener la esperanza de ser salvo; todo pecador verdaderamente arrepentido tiene asegurado el perdón gratuito y completo de Dios. Referencias: Isaías 55:6,7; Mateo 4:17; Marcos 1:15; Lucas 18:13,14; Hechos 2:38; 2Corintios 7:10.

holding-cross-on-hands-with-faithfulness

Acerca de la Fé

La fe es la aceptación de Jesucristo, por parte del pecador arrepentido, como su real y único Salvador; y también la completa confianza en Jesucristo para el perdón de los pecados y la salvación; la fe no es un acto personal o un mérito humano, sino la obra del Espíritu Santo; aquel que permanece en esta fe hasta el fin, será salvo real, plena y eternamente; sin fe la salvación es imposible.  Referencias: Juan 1:12, 16; Hechos 10:43; Gálatas 2:16; 1 Corintios 12:3; 1 Pedro 1:5; Hechos 16:31; Mateo 24:13; Juan 3:36.